Juan Fernández-Viagas Ortiz/ enero 28, 2018/ Relatos/ 0 comentarios

La vieja carta

Querida Astor,

Estas son las últimas palabras que estas manos tan débiles esbozarán sobre un papel. Han pasado ya diez días desde que te fuiste, más de una semana desde que el médico notificara tu defunción, pero en el fondo de mi corazón siento que aún sigues cerca de nosotros. Tú padre y yo hemos intentando contactar contigo en numerosas ocasiones, pero ninguno de los videntes que contratamos tuvieron éxito. Desesperados, iniciamos un último ritual con la ayuda de tu amigo David, y aunque siempre pensamos que no era más que un farsante, resultó ser capaz de abrir un vínculo con ese otro mundo en el que seguramente tú te encuentres.

Desgraciadamente, nada salió bien, y ahora soy la única persona que queda con vida en la casa, pues los que vinieron aullando se llevaron consigo al resto de los que luchábamos en la noche pasada por sobrevivir en este caserío alejado de toda civilización. Ahora estoy sola, viendo como pasan mis últimos minutos de vida, intentando escribir este triste mensaje. Oigo los lamentos de los caídos, allá, tras la única puerta que me separa de ellos. La leve brisa que se cuela bajo la entrada a esta habitación trae hasta mi los susurros de las criaturas que me esperan en el más allá, y sé que no debo resistirme más, pues eso solo demoraría lo que irremediablemente me espera. No me queda más remedio que caminar afuera y abrazarlos… mi pálido cuerpo me pide un descanso…

Espero verte pronto.

Semillas para aventuras

Algo ha ocurrido en el caserío Brans, localizado a las afueras de la conocida ciudad imperial de Rotham. Cuando Cian Barsam acudió a ver a sus vecinos, se topó con un desolador paisaje que dibujó en él una sensación de terror mucho más aguda de lo que nunca hubo sentido en su vida. El porche de la casa principal, siempre reluciente y colorido por las plantas que lo adornaban, presentaba un aspecto retorcido, como si se hubiera chamuscado por completo. Esto le alertó, y al entrar corriendo al interior pudo ver dibujadas por el piso varias siluetas de cuerpos humanos que parecían estar hechas de cenizas de un color rojizo. Al subir a la primera planta, halló en una de las habitaciones otro contorno con forma humana y una carta junto a este… Sin demorarse mucho más, salió corriendo y avisó a las autoridades competentes.

Otras anotaciones: En esta nueva aventura, los personajes podrían pertenecer a la guardia local y actuar como detectives que acaban de toparse con este caso. El director de juego tiene esta vez la posibilidad de hacer que los jugadores se sumerjan por completo en el mundo sobrenatural y ofrecerles una aventura donde tengan que luchar contra fuerzas desconocidas.