7 enero,
2016

Alucinaciones peligrosas

JSirLink

Sin comentarios

Grimmer estaba comenzando a calentar la masilla azul que atesoraba entre sus manos. Esta, era una droga muy conocida en todo el mundo, fácil de encontrar en los bajos fondos de cualquiera de las ciudades situadas en el amplio continente de Aspheria, donde se movía con mucha rapidez gracias a la facilidad de producción y los beneficios monetarios que ofrecía. Se la conocía como Daxa —aunque era llamada igualmente la droga de los pobres, ya que su precio le permitía estar al alcance de cualquier individuo sin importar la condición social de este—, y entre sus efectos más conocidos estaban la parálisis temporal del cuerpo así como las alucinaciones; pero algo que muchos no sabían es que podía llevar rápidamente a la muerte.

Los vapores producto del calentamiento de la masa azulada habían comenzado a entrar ya por las fosas nasales de Grimmer, ofreciéndole un olor muy agradable que lo impulsaba a seguir aspirando aquel vaho. Para los enanos, el hecho de consumir sustancias estupefacientes era poco menos que una muestra de debilidad que fácilmente llevaba a la deshonra, pero eso a él no le importaba mucho; tras perder a su familia, consideraba que ya no existía sitio alguno para él, por lo que llevaba meses consumiendo esta droga con asiduidad. Sentado sobre un viejo sillón de cuero, un cosquilleo recorría su estómago momentos antes de experimentar una sorprendente tranquilidad que estaba a punto de llevarlo al sueño mientras, su cuerpo, se entumecía de manera agradable. Al instante, el enano se quedó dormido.

Grimmer despertó sobresaltado, con la extrañeza de que aunque parecía encontrarse en su casa, sentía que algo no iba bien. Todo estaba muy oscuro, apenas podía distinguir bien los muebles y objetos que lo rodeaban —a pesar de que los enanos disponían de una buena percepción en la oscuridad—, lo que hizo que avanzara temeroso por la habitación, palpando todo con sus manos para evitar tropezarse. Pronto, escuchó un ruido proveniente de algún lugar localizado en el desván, así que continuó moviéndose con precaución hasta llegar a las escaleras y subió despacio. Allí en el suelo, rodeado de leña que apilaba para la chimenea y algunos artilugios ya en desuso, se hallaba una foto tomada con una de esas antiguas cámaras que se utilizaban años atrás y, a su lado, una pistola de doble cañón. Cuando recogió la imagen y encendió una de las lámparas de aceite de la pared, pudo ver que los rostros de todos aquellos que aparecían en la misma, a excepción de él, se mostraban borrosos. "Sólo quedas tú, Grimmer. ¿No crees que ya es hora de reencontrarte con nosotros?, te echamos de menos", la voz de su padre resonó en su cabeza. El enano dejó la fotografía sobre una caja de madera situada a su izquierda y tomó la pistola para encañonarse la cabeza. A los pocos días, fue hallado muerto recostado en su sillón de cuero con una gran sonrisa en su rostro.

Semillas para aventuras

Con este relato breve, tenemos la intención de ofrecer una semilla para llevar a los personajes a un mundo imaginario. Daxa es una sustancia muy peligrosa que, según se dice, si se toma en grupo con otros individuos puede hacer que todos sueñen exactamente lo mismo, por lo que incluso se cree que lo que hace realmente es llevar el espíritu de quienes la consumen a otra realidad distinta. Los personajes, por cualquier motivo, pueden haberse visto bajo la influencia de la misma, así que antes de perder por completo la cordura, deberán intentar volver al mundo real.

Leave a Reply